fbpx
Pérdida auditiva en bebés prematuros

Hablemos de estadísticas… A nivel mundial, la prematuridad es la primera causa de mortalidad en los niños/as menores de cinco años. En casi todos los países que disponen de datos fiables al respecto, las tasas de nacimientos prematuros están aumentando.

En el año 2015 nacieron en el mundo unos 15 millones de bebés prematuros, es decir, más de uno en 10 nacimientos, lo que equivale a una tasa mundial que oscila entre el 5 y el 18% Para el año 2015 en Colombia la prematurez alcanzó el 12%, lo que significa alrededor de 100.000 niños al año en promedio.

La mortalidad en este grupo poblacional en el mundo, es de aproximadamente 1 millón de prematuros, y las principales causas son las complicaciones en el parto.

¿Qué es un nacimiento prematuro y cuáles son sus consecuencias?

Un nacimiento prematuro es aquel que ocurre antes de la semana 37 de gestación. Nacer prematuro se relaciona directamente con inmadurez en el desarrollo de todos los órganos del cuerpo, esto trae como consecuencia que los bebés que nacen “antes de tiempo” sean más propensos a tener complicaciones después de su nacimiento; sus defensas son bajas, y normalmente requieren de atención médica especializada para asegurar un adecuado desarrollo por fuera del vientre de su madre.

Nacimiento prematuro y pérdida auditiva: ¿Qué tan común es?

Son diversas las causas que pueden ocasionar déficit auditivo no solo en un bebé prematuro sino en uno que haya nacido a término, y aunque éstas causas pueden ser o no evitables conocerlas nos da la oportunidad de encontrar estrategias que disminuyan el riesgo de que los neonatos padezcan pérdida auditiva.

Dentro de las posibles causas que podemos encontrar se encuentran:

  • La propia inmadurez, que no permite el desarrollo normal y la maduración del sistema auditivo y sus conexiones nerviosas.

  • Las infecciones (meningitis, otitis) y las lesiones cerebrales.

  • Algunos medicamentos que pueden dañar al oído (ototóxicos), pero que son fundamentales para resolver determinadas enfermedades.

Es importante recordar que dentro de la hospitalización de un bebé prematuro los estímulos (luminosos, sonoros) deberán ser controlados para ayudar al bebé a hacer una mejor adaptación y evitar daños que pueden ser visibles a largo plazo.

¿Qué pruebas se aplican a los bebés para detectar pérdida auditiva?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que a todos los bebés nacidos antes del tiempo se les debe realizar un tamizaje auditivo, lo ideal es que este se realice mediante dos pruebas: los potenciales auditivos automatizados de tronco cerebral y las otoemisiones acústicas, esto también dependerá de los protocolos en cada país.

Cuando un bebé no pasa este tamizaje se recomienda retamizar a los 15 días, si el resultado persiste ya se debe referir al bebé a la realización de pruebas electrofisiológicas como lo son; los potenciales auditivos de tronco cerebral modalidad umbrales electrofisiológicos y los potenciales evocados auditivos modalidad estado estable, con el fin de definir el umbral auditivo electrofisiológico del bebé prematuro.

Si se determina con estas evaluaciones que el bebé presenta algún grado de pérdida auditiva se debe continuar con la realización de una prueba audiológica completa, tanto electrofisiológica como comportamental, para que, en este caso el especialista de la audición sea Otorrino u Otólogo determine la consulta a seguir. Lo que se esperaría es que a los tres meses el bebé tenga el tamizaje, a los seis se diagnostique y a los nueve se esté realizando la intervención.

Para tener en cuenta…

Es altamente prioritario que las mujeres que desean formar una familia y tener hijos puedan planear sus embarazos con tiempo y de la forma adecuada. Se recomienda asistir sin falta a los controles prenatales indicados por el médico y evitar el consumo de sustancias que puedan dañar al feto como lo es el alcohol, la nicotina o las sustancias psicoactivas.

Un parto prematuro puede evitarse, pero en caso que no, las madres cuentan con centros especializados (que tengan unidad de cuidado intensivo neonatal), los cuales les brindarán la mejor atención a ellas y a sus bebés.

Para la comunidad médica internacional y para toda la sociedad involucrada, el haberse establecido el “Día Mundial del Niño/a Prematuro” es de vital importancia, porque es poner en manifiesto el riesgo que supone para la audición de los niños/as, el nacer prematuramente.

Lydia Amparo Vanegas Pérez – Fonoaudióloga Fundación Óyeme

Luz Stella Rojas Toro – Audióloga Fundación Óyeme

Juliana Cadavid Jiménez – Enfermera Profesional UCI neonatal Clínica Universitaria Bolivariana

Edición: Mariana Bohórquez Uribe – Comunicadora- Fundación Óyeme

0