• VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
 

PÉRDIDA AUDITIVA: Hipoacusia y Sordera

  • La Sordera se define como la pérdida completa de la audición en uno o ambos oídos.
  • La Hipoacusia se define como la disminución del nivel de audición en uno o en ambos oídos.

 

TIPOS DE PÉRDIDAS AUDITIVAS

Según la parte del oído que esté afectada, se conocen dos tipos de pérdida de la audición:

  • Pérdida Auditiva de Tipo Conductivo: Compromete el oído externo o medio. A menudo es susceptible de tratamiento médico o quirúrgico. Un ejemplo común es la infección crónica del oído medio.
  • Pérdida Auditiva de Tipo Neurosensorial: Compromete el oído interno o el nervio acústico; casi siempre es permanente y requiere rehabilitación, por ejemplo, mediante el uso de dispositivos auditivos como audífonos e implante coclear.
  • Cuando el oído está comprometido tanto en su parte externa o media e interna, se denomina Pérdida Auditiva de Tipo Mixto.

Dato extraído de un informe publicado por la OMS en su página web en febrero de 2012.

Principales causasde la Pérdida Auditiva

La Organización Mundial de la Salud consideró en un comunicado de febrero de 2012, que las principales causas de la pérdida de audición y sordera son:

  • Causas congénitas de sordera: La sordera está presente en el momento de nacer o aparece poco después.
  • La pérdida de la audición puede ser hereditaria, transmitida por alguno de los padres. Si uno o los dos progenitores o un pariente es sordo, hay un riesgo mayor de que una criatura nazca con esta condición.

La Discapacidad Auditiva también puede ser causada por problemas durante el embarazo y el parto, tales como:

  • Peso bajo al nacer: Por nacimiento prematuro o porque la criatura es pequeña para la edad gestacional.
  • Asfixia del parto o situaciones durante éste que causan hipoxemia del feto.
  • Rubéola, sífilis u otras infecciones que aquejan a la mujer cuando está embarazada.
  • Uso impropio de medicamentos ototóxicos (la lista reúne más de 130, como la Gentamicina) en el embarazo.
  • Ictericia grave, que puede lesionar el nervio auditivo del recién nacido.

Causas adquiridas que pueden ocasionar pérdida de la audición a cualquier edad:

  • Algunas enfermedades infecciosas como la Meningitis, el Sarampión y la Parotiditis pueden ocasionar pérdida auditiva, principalmente en la niñez, pero también en época posterior de la vida.
  • Las infecciones crónicas del oído, que por lo común se manifiestan por supuración crónica, pueden causar pérdida de audición. En algunos casos estas infecciones pueden acarrear complicaciones graves e incluso potencialmente mortales, como absceso cerebral y meningitis.
  • El oído interno puede resultar dañado por efecto de medicamentos ototóxicos a cualquier edad; destacan en esta categoría algunos antibióticos y antipalúdicos.
  • Los traumatismos craneoencefálicos o de los oídos pueden causar pérdida auditiva.
  • El ruido excesivo, por ejemplo, al trabajar con maquinaria o equipo ruidosos, oír la música a todo volumen o exponerse a ruidos muy intensos, como los disparos de arma de fuego o las explosiones, puede lesionar el oído interno y menguar la capacidad auditiva.
  • Pérdida de audición relacionada con el envejecimiento (Presbiacusia): A medida que las personas envejecen, puede producirse un deterioro de la capacidad auditiva.
  • La obstrucción del conducto auditivo por la acumulación de cerumen o el encajamiento de cuerpos extraños puede causar pérdida de la audición a cualquier edad. Dicho trastorno suele ser leve y se puede corregir fácilmente.

Diagnóstico oportunode la Pérdida Auditiva

DIAGNÓSTICO AUDIOLÓGICO PEDIÁTRICO

Existen diversas pruebas audiológicas que permiten diagnosticar de manera oportuna la condición auditiva de los niños desde temprana edad. De acuerdo a las condiciones particulares de cada niño, el médico especialista en Otorrinolaringología determina qué pruebas ordenar. Estas pruebas son:

PRUEBAS ELECTROFISIOLÓGICAS:

 

  • Audiometría de Tallo Cerebral (BERA: Modalidad umbrales, sitio de lesión, frecuencia específica y estado estable). Evalúa los niveles auditivos en el recién nacido, Diagnostica lesiones en la vía auditiva y en el tronco encefálico.
  • Otoemisiones Acústicas: Tamizaje Neonatal –Diagnóstico específico de la función coclear – Diagnóstico diferencial entre lesiones cocleares y retrococleares.
  • Electrococleografía: Evalúa la actividad del órgano de Corti y la primera porción del nervio auditivo.
  • Screening auditivo (Bera Automatizado): Prueba tamiz diseñada para medir la sensibilidad del nervio auditivo, al momento de conducir el sonido hasta la corteza cerebral. Se realiza a los bebés de 0 a 6 meses de edad.
  • VEMPs: Potencial evocado vestibular miogénico.

PRUEBAS DE AUDIOLOGÍA BÁSICA:

 

  • Audiometría Tonal o Audiometría Clínica: Determina el umbral mínimo de audición.
  • Audiometría por refuerzo visual y BOA: Evalúa niños entre 6 meses y 2 años, permite detectar de manera subjetiva hipoacusia a temprana edad.
  • Audiometría por el Juego: Evalúa niños de 2 a 4 años, determina el umbral auditivo.
  • Inmitancia Acústica – Impedanciometría: Evalúa el funcionamiento del Oído Medio y la presencia de reflejos estapediales.
  • Ganancia Funcional: Es una prueba audiológica con dispositivo auditivo (Audífono, BAHA, Implante Coclear), que evalúa el aprovechamiento del mismo y determina el umbral auditivo.
  • Audiometría Vocal o Logoaudiometría: Evalúa la discriminación del lenguaje oral.
  • Prueba de Función Tubarica: Evalúa la permeabilidad de la trompa de Eustaquio, ubicada en el oído medio.

 

DIAGNÓSTICO AUDIOLÓGICO EN ADULTOS

Existen varias pruebas audiológicas para determinar las condiciones del oído en las personas adultas. Estas pruebas son:

PRUEBAS ELECTROFISIOLÓGICAS:

Audiometría de Tallo Cerebral (BERA: Modalidad umbrales, sitio de lesión, frecuencia específica y estado estable) Diagnostica lesiones en la vía auditiva y en el tronco encefálico.

Otoemisiones Acústicas: Tamizaje Neonatal –Diagnóstico específico de la función coclear – Diagnóstico diferencial entre lesiones cocleares y retrococleares.

Electrococleografía: Evalúa la actividad del órgano de Corti y la primera porción del nervio auditivo. Apoya el diagnóstico de enfermedad de Meniere confirmando compromiso coclear.

VEMPs: Potencial evocado vestibular miogénico.

PRUEBAS DE AUDIOLOGÍA BÁSICA:

Audiometría Tonal o Audiometría Clínica: Determina el umbral mínimo de audición.

Inmitancia Acústica – Impedanciometría: Evalúa el funcionamiento del oído medio y la presencia de reflejos estapediales.

Audiometría Vocal o Logoaudiometría: Evalúa la discriminación del lenguaje oral.

Prueba de Campo Dinámico: Evalúa la distorsión sonora en el eje de la intensidad (Reclutamiento Auditivo).

Tone Decay Reflex y Tone Decay Test: Evalúan fatiga del nervio auditivo.

Acufenometría: Determina la frecuencia e intensidad del acúfeno.

Prueba de Función Tubárica: Evalúa la permeabilidad de la trompa de Eustaquio, ubicada en el oído medio.

Mayor Información
Teléfono: 2508450 - Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Comunicación de las personascon Pérdida Auditiva

Las personas con Discapacidad Auditiva, como todos los seres humanos, requieren de un sistema de comunicación efectivo con su entorno.

La persona con Discapacidad Auditiva tiene 3 opciones de comunicación:

  • A través de su Lengua Materna que es la Lengua de Señas Colombiana: Para lograrlo es indispensable que las personas accedan a un contexto escolar y social donde se privilegie el uso de esta lengua.
  • A través del desarrollo y/o adquisición de la lengua oral. Ver más
  • A través de la lengua escrita. Ver más